Si hay algo que tienen en común los grandes negocios y las pequeñas y medianas empresas es la comunicación interna. Sea cual sea el tamaño o modelo de negocio, la claridad y calidad de la comunicación interna se refleja en el balance general de la organización. La comunicación interna en las pymes es fundamental para un buen desarrollo y crecimiento de la sociedad.

¿Qué es la comunicación interna?

La comunicación interna en las pymes es la expresión de la misión, visión, valores y objetivos del negocio que luego se reflejará en la comunicación externa. Trabajar la comunicación interna en las pymes supone poner en marcha una estrategia para alinear estos conceptos con el desarrollo y ejecución de las ideas. Cuanto más pequeña es una empresa en número de socios y empleados, más probable es que el reparto de tareas se convierta en una larga lista de deberes que dejan poco espacio a una conversación relajada o distraída en algún momento. En ocasiones, la comunicación interna en las pymes se reduce a los “tienes que”, “hay que hacer” o un  “recuerda llamar”. Y acabamos siendo más expresivos con los emoticonos del whatsapp que en persona.

¿Para qué gestionar la comunicación interna en las pymes?

Es importante gestionar la comunicación interna en las pymes porque comunicar es hacer partícipe al otro, consultar su parecer sobre determinadas decisiones o acciones, manifestar tu opinión sobre determinadas decisiones o acciones, conversar sobre el día a día del negocio y transmitir tu ilusión o tus inquietudes por determinadas decisiones o acciones.

La urgencia, los plazos, las últimas horas y los imprevistos surgen a lo largo de la jornada, uno detrás de otro y apenas hay tiempo para intercambiar dos frases. Y de esta manera, robotizamos y mecanizamos el acto de transmitir información en las pymes para que sea más eficaz. Para ello, se reduce el diálogo o cualquier posibilidad de intercambio de pareceres. Frases cortas y directas, que decimos apenas sin mirar al otro a la cara. Mecanizamos el tono de la voz, para que sea lo más inexpresivo posible y poquito a poco, vamos despojando de toda emoción nuestros mensajes para que suenen lo más profesionales posibles.

Y aunque esto puede suceder en momentos puntuales, su permanencia a lo largo del tiempo puede resultar perjudicial para la fluidez de la comunicación interna en las pymes. Por eso es importante abrir un espacio de diálogo en el que socios o trabajadores puedan expresar sus proyectos, necesidades, preocupaciones, quejas o inquietudes para un crecimiento sostenible y equilibrado de la empresa.

comunicación interna en las pymes

¿Cómo favorecer la comunicación interna en una PYME?

Para favorecer la comunicación en una pyme es aconsejable tener en cuenta los siguientes puntos:

  1. Aplica la escucha activa. La escucha activa te permite percibir mucha información más allá de la comunicación verbal, como el estado de ánimo, comodidad o incomodidad de quien te habla.
  2. Evita distorsiones en tus mensajes.  Cuanto más detallados y concretos sean tus mensajes, reduces en mayor medida las posibilidades de confusiones o errores.
  3. Habla en primera persona. De esta manera, quien habla asume la responsabilidad del contenido de su mensaje.
  4. Practica la empatía. Te facilita la conexión con el otro y, aunque no estéis de acuerdo, facilitará la negociación.
  5. Pon atención a tus palabras. Hay palabras que construyen realidades y palabras que destruyen sueños. A veces, solo con poner la atención en lo que decimos puede tener un poder transformador.

¿Pones atención a la comunicación interna de tu negocio?¿Qué funciona mejor dentro de tu empresa? ¿Qué mejorarías en relación a la comunicación interna en tu pyme?