SONY DSC

Manuela Ponte es diplomada en Fisioterapia por la Universidad de Málaga. Hace una década que trabaja el ejercicio físico terapéutico aplicado a la recuperación física tras la maternidad. Manuela es una de las formadoras del ciclo Crianza Consciente organizado por Viventi Centro de Desarrollo Personal, motivo por el que le hacemos una entrevista para que nos cuente cuál es su especialidad y cómo ayuda a las mujeres que acaban de tener niños.

Ponte sabe por experiencia que la gimnasia postparto es fundamental  para el bienestar físico de la mamá y para recuperar, de la mejor manera posible, el estado natural del cuerpo. La gimnasia postparto incluye un programa de ejercicios orientado a la recuperación tras dar a luz basado en el entrenamiento activo de los músculos relacionados con el correcto funcionamiento de la región perineal. Esta actividad es decisiva en mujeres que hayan transcurrido la cuarentena y en mujeres que presenten síntomas de debilidad del suelo pélvico.

Pregunta.- ¿Cuáles son los síntomas de debilidad de suelo pélvico?

Respuesta.- La debilidad de los músculos de suelo pélvico da lugar a síntomas que pueden abarcar una o varias esferas de la mujer: urológica, ginecológica, anorectal y/o sexual, con problemas como escapes de orina a la tos o al esfuerzo, dificultad para retener los gases y/o heces, ‘caída’ de vísceras pélvicas como la vejiga, útero o recto -que a veces llegan a asomar por la vulva-, o déficit en la calidad de las relaciones sexuales, las cuales “ya no son como antes”.

P.- Seguro que muchas mamás que están leyendo esto reconocen que es un ejercicio muy beneficioso aunque no saben de dónde van a sacar el tiempo para practicarlo. ¿Cuáles son los plazos más convenientes?

R.- Si no es posible acudir de forma regular a clases de gimnasia postparto, recomiendo a las chicas acudir con la frecuencia justa para conocer los ejercicios y comprobar que la ejecución sea correcta. Posteriormente, la idea es que trabajen en casa, varias veces al día en intervalos cortos, asociando el trabajo a alguna actividad para no olvidarse: dar el pecho, trabajar en el ordenador o conducir, por ejemplo.

P.- ¿Duele?

R.- No duele. Puede que cueste localizar la musculatura a trabajar, que cueste contraer o mantener la contracción, que falte control, etc, pero no duele. Si así fuese, sería necesario realizar una valoración resolver el conflicto con fisioterapia perineal. En mi práctica diaria, siempre realizo una valoración al iniciar la gimnasia post-parto y poder individualizar el programa de ejercicios.

P.- ¿Cuánto tiempo dura una sesión y durante cuánto tiempo hay que practicarlo?

R.- Cada sesión de gimnasia postparto está planificada para trabajar una hora, puesto que se trata de una sesión completa donde trabajamos diferentes tipos de ejercicios. El éxito en la recuperación depende de cuánto practiquen los ejercicios y mucha de esa práctica se realiza en casa. Instruyo a las chicas para que trabajen a razón de 15-20 minutos al día. En relación a la duración de la recuperación, esta depende del estado de la mamá y de qué hemos encontrado en la valoración, pero considero que el período mínimo de readaptación a la actividad física normal sería de tres meses.

P.- ¿Para quién es recomendable este tipo de ejercicio?

R.- Sin duda está indicado después del parto, pudiendo empezar transcurridas las 6-8 primeras semanas de vida del bebé. Es una actividad controlada, sin riesgos. Sin embargo, independientemente de cuánto hace que diste a luz, si no has hecho nada para recuperarte tras embarazos y partos o tienes síntomas de debilidad de suelo pélvico, puedes empezar en cualquier momento. Otras dos etapas en la vida de la mujer especialmente susceptibles de trabajo son el embarazo y la menopausia, pero no es el tema a tratar en esta ocasión.

P.- ¿Hace falta haber practicado actividad o ejercicio físico con anterioridad?

R.- No hace falta. Sin duda, si alguna vez has practicado pilates o yoga, algún ejercicio te resulte familiar. Si nunca has hecho nada, ¡conocerás músculos que no sabías que tenías?

P.- ¿Se puede hacer en casa o necesita de algún aparataje especial?

R.- Una vez que comprobamos que la ejecución es correcta, se puede y debe practicar en casa. El material mínimo necesario será una superficie donde tumbarse, una colchoneta, por ejemplo, y estar cerca de un espejo. No hay excusas.