¿Qué hace un post sobre errores SEO (posicionamiento web) en un blog sobre desarrollo personal y profesional? Es lo primero que puedes preguntarte al leer el título de este artículo. Yo también lo he pensado. ¿Para qué escribir un post sobre los errores SEO que hemos cometido en la web de Viventi durante el año que llevamos tomándonos en serio esto del marketing digital? Pues creo que tiene mucho sentido porque esos errores nos han dado también lecciones de vida, sobre cómo nos movemos, nuestra forma de funcionar.

Además, la mayoría de los emprendedores, personas en reinvención y creadores de pymes que vienen hasta Viventi para hacer nuestro programa de desarrollo profesional o quienes hacen coaching para escribir y lo hacen para escribir blogs demandan asesoramiento sobre cómo empezar a moverse en internet. De hecho, en este momento abrir una empresa lleva implícito el tener que aprender a marchas forzadas cómo moverse en el entorno digital, así que creemos que contar nuestros errores de SEO puede servir para que otros no los cometan.

Si hablamos desde el punto de vista exclusivo del desarrollo personal, hay muchas veces en las que desistimos de hacer algo por miedo a equivocarnos. Parece que cuando ponerse en marcha puede acarrear cometer algún error, preferimos quedarnos quietos. A mí hay un concepto que me gusta mucho que es el de kaizen y que significa algo así como la mejora continua pero esa mejora continua se obtiene al ponerse en movimiento. Creo que nuestra aventura en el mundo digital tiene mucho de kaizen: una web nunca está acabada. Siempre hay algo que mejorar, que actualizar, que afinar. Y ése es el aprendizaje que lo digital nos está aportando.

Señor Muñoz hablando sobre errores SEO

 

Yo, por mi trayectoria, ya sabía algo sobre cómo funcionaba esto de internet (o eso pensaba). Había estado tres años coordinando la edición digital de elmundo.es en Málaga, así que era un entorno en el que me sentía a gusto y que gustaba.

Lo primero que hice fue empaparme sobre wordpress. Creé la primera versión de la página aunque no pensé que escribir en el blog fuera algo importante. ¡Primer error! Luego, hace justo un año, llegó la segunda versión, ésta e la que estáis ahora, y nuestra inmersión en el mundo digital de la mano de los talleres y del programa de aceleración que tiene Andalucía Lab, además de a base de leer muchos tutoriales y blogs vía internet. ¿Para qué negarlo?

La semana pasada y la anterior tuvimos la suerte de hacer en Andalucía Lab un taller que nos abrió de forma definitiva los ojos. Fue con la consultoría seo Señor Muñoz y en las cuatro sesiones que duró aprendimos mucho sobre lo que hay que hacer y sobre lo que no hay que hacer para posicionar una página web. Nos llevamos mucho conocimiento, mucho, pero aún más trabajo por hacer ¡en las casi 200 páginas y posts que ya tenemos colgadas en la web!

Los errores SEO con esta web

Llegados a este punto te preguntarás, ¿dónde habéis metido la pata? Pues en varios puntos, me temo. Estos son los principales errores que ahora nos toca arreglar.

1. Pensar que el semaforito de Yoast siempre tiene la razón

Si sueles escribir posts y usas el plugin Yoast serás también un obseso del semaforito en verde. Este plugin tienen la capacidad de analizar el texto que escribes y decirte si está escrito bien escrito para posicionar tu artículo en los buscadores. Como te dice si está o no en condiciones es con un semaforito: si se enciende la luz roja, no vale. Si es amarilla, es mejorable. Y la luz verde supone alcanzar el cielo del SEO. Así era hasta hacer este curso con Fernando Muñoz y con Sergio Redondo, ambos de Señor Muñoz. Reflexión: no siempre hay que fiarse del semáforo.

Lección de vida aprendida: si tú sabes que eso es lo que tienes que hacer, por mucho que los otros te digan que no, confía en ti mismo.

2. Pasar olímpicamente del nombre de las imágenes

Pues sí. Pensábamos que las imágenes sólo servían para adornar los posts. Para que quedaran monos y la gente no se aburriera de tanto texto. Cuál ha sido nuestra sorpresa al darnos cuenta de que la gente también puede encontrar esta web de Viventi por sus imágenes. Eso sí, si guardas el archivo con las palabras claves por las que quieres que sean encontradas, las titulas y las pones en el texto alternativo. ¡Casi nada! ¿El resultado de no tenerlo en cuenta? Pues tener que cambiar el título de las 300 y pico imágenes que tenemos en la web. Olé.

Lección de vida aprendida: porque vuelvas la vista para otro lado, no va a desaparecer el problema.

3. Desconocer que después de h1 viene h2

Cuando hablo de h1 hablo del título del post. Después, de forma jerárquica, h2 sería el subtítulo siguiente, y así seguiría h3, h4… Y hasta que la plantilla del blog aguante. A mí me encantaba eso de poner un h2 y después saltar, por ejemplo, a un h4. Así quedaba más mono el texto. ¡Otro error! Al igual que en un periódico, los títulos tienen su jerarquía.

Lección vida aprendida: todo en la vida tiene un orden. Siempre después de una cosa, viene otra.

4. Creer que la arquitectura sólo es para arquitectos

Pues sí. Así pensábamos. Pero después de hacer el curso nos hemos dado cuenta de que las páginas webs también tienen una arquitectura. Y al hablar de arquitectura me refiero a una organización, como cuenta Sergio Redondo en este post. Al hacer esta web, no tuvimos eso en cuenta. Simplemente, como suele suceder, me puse a hacer sin pensar demasiado. Moraleja: antes de hacer una web es mejor planificar para que después vaya como un tiro.

Lección de vida aprendida: antes de actuar, reflexiona (ésta me la aplico mucho, muchísimo).

5. Palabras claves, ¿para qué?

Las palabras claves de búsqueda  tienen el don de revelarte cuáles son los problemas que tienen tus potenciales usuarios. Qué están buscando en el todopoderoso Google, cuáles son sus dudas, sus problemas, eso que les inquieta, esas necesidades que tú puedes cubrir. ¿Que si lo teníamos en cuenta antes de hacer este curso? A medias. ¿El motivo? Te lo explico en el punto que viene a continuación.

Lección de vida aprendida: escucha a los otros para aprender.

6. Gritar: «Yo no escribiré para SEO ni aunque me maten»

Tener en cuenta las palabras claves de búsqueda tiene que ver con escribir para SEO, o lo que es lo mismo, escribir para que los buscadores muestren lo que tú escribes cuando alguien busca información sobre ese tema. ¿Qué le sucede a alguien que se considera creativo y que le gusta escribir, como me puede suceder a mí? Que iguala el escribir para SEO con escribir de forma aburrida, sin chispa, sólo para atraer visitas a la web. Sí, éste es el sexto error que hemos cometido en la web: si no escribes para que encuentren tus posts, desaprovechas una gran oportunidad, además de mucho tiempo. Si escribes teniendo en cuenta el SEO, será mucho más sencillo que alguien te encuentre cuando busca algo como lo que tú haces.  Imagínate que vas a abrir una tienda y te cuesta lo mismo abrirla en calle Larios que en una calle en un barrio de Málaga. ¿Dónde la abrirías? Pues lo que consigues escribiendo para SEO es justo esa visibilidad.

Lección de vida aprendida: no rechaces algo sólo por desconocimiento. El dejar a un lado los prejuicios te abrirá nuevos caminos.

7. Escribir sólo para SEO

Ya, ya sé que puede parecer contradictorio con el punto anterior. También podría haber titulado este apartado: ‘No dejes que el SEO mate tu chispa’. Es importante, aunque escribas para SEO, que conserves tu frescura, que tengas un tono propio y que tu personalidad y la de tu empresa se filtre en tus posts. ¡Casi nada!

Lección de vida aprendida: no olvides quién eres y qué te hace especial

8. Pensar: «Yo, ¿escribir para otros blogs? Si no llego a escribir para el mío».

En este blog escribimos un par de posts a la semana. Además, colaboramos con el del Club de Malas Madres y con el de Andalucía Lab y hacemos alguna que otra colaboración puntual más. Habíamos dicho ya ‘hasta aquí’ con las colaboraciones por una cuestión: el tiempo. Y ahora resulta que desde el punto de vista del SEO cuanto más te enlacen desde otras webs, mejor. Y cuanto mayor sea la reputación de estas webs, mucho mejor aún. Al parecer, Google ve que eres fiable y te envía más tráfico. Así que, aquí estamos, abiertas a escribir cuanto más mejor.

Lección de vida aprendida: cuando das, recibes.

9. Renegar de la pirámide invertida.

Yo soy periodista. He trabajado durante más de 15 años como periodista. Si hay un icono del periodismo, ese es la pirámide invertida. Creo que es lo primero que aprendimos en la Facultad nada más pisarla. Cuando comencé a escribir en blogs, la olvidé. Y resulta que sí, que es importante, también para el SEO.

Lección de vida aprendida: tu pasado también forma parte de ti. Tu experiencia siempre cuenta.

10. Estar convencida de que las fichas de Google My Business aparecen en la primera página de Google por arte de magia

¿Sabes qué son las fichas de Google My Business? Esas en la que aparecen tu dirección si, por ejemplo, buscas ‘psicólogo Benalmádena’. Yo pensaba que aparecían ahí en la primera página de Google por arte de magia. Y resulta que no, que se puede configurar la ficha para que aparezca por las palabras que tú quieres. Así que espero que Viventi aparezca pronto al buscar ‘psicólogo Benalmádena’ o ‘coaching Málaga‘.

Lección de vida aprendida: si no sabes cómo funciona algo, pregunta.

Pues sí. Va a resultar que darnos cuenta de los errores SEO que hemos cometido también nos ha dado alguna que otra lección de vida.  ¿Cuáles son las que tú has aprendido al trabajar tu presencia en internet? Me encantaría que este post te haga reflexionar y que compartas esta reflexión con nosotros ahí abajo en los comentarios.

Por cierto,  y aunque ya sabemos que el semaforito de Yoast no es importante, ¡¡¡en este post he logrado que aparezca todo, todito en verde!!!