Cómo decir no (y no morir en el intento)

Ríos de tinta han corrido en torno a este adverbio bisílabo. Y es algo tan simple como: la ene con la o: no. Dicho así, queda hasta borde. Sin embargo, no es no, incluso su grafía y [...]