¿Te has preguntado alguna vez cómo evitar la dependencia emocional?. La dependencia emocional es una excesiva necesidad del otro. Generalmente la necesidad es de naturaleza afectiva y el “otro” suele ser la pareja. El tratamiento para la dependencia emocional que en Viventi hacemos en las sesiones de terapia está orientado a la recuperación de la autoestima, al empoderamiento y la definición de los límites personales. El o la dependiente emocional tiene miedo a la soledad. La soledad significa un encuentro con su yo más íntimo, en donde suele reinar la baja autoestima, la inseguridad y el miedo, así que, evitando la caída libre en el vacío interno, se agarra a un calvo ardiente poniendo en peligro, en ocasiones, su propia identidad individual.

Tratamiento para la dependencia emocional

Sin ti no soy nada

La dependencia emocional hay que entenderla en su contexto. Las personas dependientes emocionalmente suelen manifestar ese comportamiento con las parejas, la familia o los amigos, aunque el primer grupo es el más habitual. A continuación, enumeraré cómo evitar la dependencia emocional y algunos de los síntomas o comportamientos habituales de personas con dependencia emocional:

  • Evitación del conflicto. Una discusión puede suponer una ruptura. La ruptura lleva a la soledad. La soledad es fuente de angustia e inquietud. Para evitar la soledad, evitan el conflicto. El otro siempre tiene la razón.
  • Negación de las necesidades propias. Al evitar las diferencias para evitar la soledad, más tarde o más temprano, se dejan de lado preferencias personales y se asumen las necesidades del otro como propias.
  • Inseguridad. Con las pasiones olvidadas, él o la dependiente emocional se convierte en el personaje secundario que necesita que el protagonista le de pie  para realizar cualquier acción. La persona dependiente emocionalmente pide opinión, aprobación y acompañamiento para todo lo que hace. En realidad, la demanda es de afecto y al confundir los conceptos, las acciones no consiguen el efecto deseado.
  • Baja autoestima. Cuando la inseguridad se apodera del dependiente emocional, cualquier ejecución se convierte en una tarea titánica. Las dudas preceden al movimiento. Y aunque el error forma parte del aprendizaje, para el dependiente emocional el error es la prueba evidente de su torpeza y confirma su necesidad de un referente externo para relacionarse con el mundo.
  • Idealización de la pareja. La pareja se convierte en fuente de inspiración de vida. Con la autoestima baja, la pareja se convierte en el modelo de pensamiento, sentimiento y comportamiento.

Cómo evitar la dependencia emocional

Lo primero para transformar la dependencia en autonomía es tomar conciencia de la situación. Por lo general, cuando una persona es dependiente emocionalmente le cuesta mucho reconocer su circunstancia, porque es asumir, en ocasiones, su sumisión a otra persona, su inseguridad en el mundo y su miedo a vivir en soledad.

Cuando alguien está sometido o sometida a una situación similar se siente muy expuesto, intelectual, emocional y físicamente.  El proceso es lento, ya que se trata de una reconstrucción desde los mismos cimientos personales.

La atención plena pone el foco en tu presente, en los hechos, el automático deja de tener sentido, ya que hay hábitos y comportamientos que dejan de tener sentido.

El camino de la autonomía es largo, sinuoso e incluye alguna que otra calle sin salida. Cuando el error se convierte en aprendizaje, se ampliará el territorio de tu mapa y verás ante ti nuevos senderos.

¿Cómo haces tú para evitar la dependencia emocional? ¿Qué consejo le darías a alguien en esta situación.