noseloquemepasaviventi

noseloquemepasaviventi

¿Te has sorprendido alguna vez expresando este pensamiento en voz alta? ¿Te asaltan pensamientos del pasado? ¿Te pasa siempre lo mismo en tus relaciones de pareja? Te voy a decir una cosa, que no sé si te lo han dicho alguna vez: lo que te sucede es normal y está bien que te pase. Cuando dices: «no sé que me pasa, aunque no estoy bien», estás dando voz a una sensación interna, que suele ser corporal, y a la que no encuentras ni palabras para definir, ni explicación lógica o racional. Quizás no encuentras el argumento o relato que justifique eso que te pasa, o, el que encuentras es injustificable.

Me gustaría contarte en las siguientes líneas cómo vivo yo esa experiencia y qué me ha ayudado a entender qué me pasa, cuando no sé qué me pasa y no estoy bien.

Concretamente, ¿qué es lo que te pasa?

El no poder controlar esos pensamientos y esos bloqueos inconscientes que te impiden avanzar en la vida sucede cuando has vivido una situación que, en su momento, era demasiado grande para ti y no tenías el conocimiento suficiente para superarla.  A veces, la impresión de lo vivido fue tan grande que una parte de ti ha decidido mantener ese recuerdo a buen recaudo para no volver a vivir esa experiencia. Por eso hablamos de bloqueos inconscientes.

Cuando el bloqueo es inconsciente, el cuerpo y la mente mantienen la información, aunque no tienen acceso a la misma de manera voluntaria. Se produce un corte o desconexión que impide procesar ese contenido y poder terminar la experiencia. En ocasiones, un estímulo puede despertar esa vivencia bloqueada, haciendo que reacciones tal y como lo hiciste en aquel momento. En apariencia, descontextualizada desde fuera, aunque para tu interior tiene todo el sentido del mundo.

 

No sé que me pasa, aunque no estoy bien

Te decía al principio que te contaría en este artículo cómo vivo yo situaciones de este tipo. Un aprendizaje muy importante para mí ha sido atenderme y prestarme atención, sobre todo corporalmente. ¿Por qué? Porque hay veces que hay ocasiones que me veo envuelta en situaciones incongruentes del tipo: pienso que sí y la acción es la contraria a mi pensamiento. O viceversa. Y esas contradicciones entre lo que pienso y lo que hago, o entre lo que hago y lo que pienso, me generan mucha frustración. Y corporalmente se manifiestan de muchas maneras, a veces con pesadez de estómago, otras con palpitaciones o  dificultad para el reposo. Quizás te suceda lo mismo a ti.

Y entre mi argumentario vital, encuentro algunos episodios, con sus correspondientes relatos, que se repiten en el espacio y en el tiempo. Son mis patrones de conducta y de pensamiento. La  secuencia de estos patrones es el resultado de un aprendizaje que en su día tuvo mucho sentido para mí, aunque en la actualidad no se ajusta a lo que sucede en mi aquí y en mi ahora.

Por eso, te propongo, que cuando te escuches pensando o diciendo: no sé que me pasa, aunque no estoy bien, recapitules y pongas atención a tu cuerpo.

¿Te ha pasado esto alguna vez? ¿Crees que siempre te pasa lo mismo y no entiendes que haces para que suceda así? ¿Qué haces cuando no quieres hacer algo y aún así te ves haciéndolo?

Si quieres más información sobre desbloquear tus patrones de conducta automáticos, solicita información en info@viventi.es